martes, 18 de julio de 2017

Cruzar la Bahía de La Habana en solo cinco minutos



Por: José M. Correa Armas




Solo por cruzar la Bahía de La Habana y apreciar por unos minutos su belleza, vale la pena utilizar este medio de transporte; pero para quienes deben trasladarse diariamente desde la capital, hacia zonas como Regla y Casablanca, la Lanchita resulta una opción imprescindible en su ruta cotidiana.
 


En un espacio contiguo al Muelle de Luz se alza, majestuosa, la nueva sede para la Lanchita de Regla, emblemática embarcación que comunica a través de la vía marítima al municipio de La Habana Vieja, con las localidades de Regla y Casablanca.
 



Para muchos cubanos y visitantes foráneos pudiera ser un paseo, pero para otros significa el medio de transporte más eficaz.



El nuevo embarcadero de La Habana Vieja, reinaugurado a finales de 2016, abre sus puertas para el trasiego de pasajeros desde bien temprano en la mañana y las cierra a medianoche.
El recorrido desde el Casco Histórico de La Habana Vieja se inicia en el Emboque de Luz, la nueva y hermosa terminal marítima construida para la famosa “Lanchita”.




La nueva construcción consiste  en una atrayente estructura de metal rodeada de cristal, que posee una cafetería-mirador, desde donde pueden disfrutarse hermosas vistas de la añeja ciudad y la habanera Bahía.



El lugar cuenta además con asientos, baños, cajeros automáticos, teléfonos públicos, así como con rampas habilitadas para embarazadas y personas con discapacidad.



Hay que recordar que desde el siglo XIX, se hizo habitual el empleo de botes de vela y remos que facilitaban el paso hacia Regla y Casablanca. Luego, se fue incrementando el uso de pequeñas lanchas y flotillas para garantizar la transportación de un lado a otro de la rada.




Ciertamente, la Lanchita de Regla es el más famoso, rápido, económico y eficiente medio de transporte que atraviesa la Bahía de La Habana: constituye  uno de sus principales símbolos.
Y aunque el objetivo fundamental de este muelle es conectar las dos orillas de la Bahía habanera y favorecer el traslado de viajeros y turistas hacia esos poblados de ultramar; el nuevo inmueble funciona también como un atractivo mirador, que mucho aporta a la pretensión de que la Avenida del Puerto sea un paseo turístico.
El Emboque de Luz del puerto habanero reluce en medio del ajetreo diario de los habitantes de Regla y Casablanca, y de aquellos que entran y salen de La Habana Vieja. Conecta al Centro histórico de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad, con el municipio Regla y su localidad de Casablanca; y viceversa. 



Este trayecto tiene un encanto peculiar, y el viajero puede disfrutar de un atrayente panorama de tierra y mar, en solo cinco minutos.





3 comentarios:

  1. Importantísima la nueva construcción que ayuda a embellecer aun mas nuestra preciosa ciudad. Magnificas vistas maritimas y terrestres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario, Saludos desde La habana Cuba

      Eliminar
  2. Bella Lanchita de Regla,
    simbólica embarcación
    que enarbola corazones
    y produce un subidón.

    La miro con emoción
    rebasando la bahía
    viajera de mil pasiones
    al ritmo de la alegría.
    L.Toscano Martín

    ResponderEliminar